Agentes tutores alertan sobre el uso inadecuado de redes sociales e internet y ponen en valor el papel de las familias

Agentes tutores alertan sobre el uso inadecuado de redes sociales e internet y ponen en valor el papel de las familias

A muchos quizá les llame la atención, para otros será normal. Algunos alumnos de Primaria que habitualmente escuchan a los agentes tutores de Policía de Boadilla levantan la mano cuando se les pregunta si tienen móvil y redes sociales. Pero los agentes tutores no ponen en tela de juicio su idoneidad, sino su uso. Hoy viernes los alumnos de 5º de Primaria han recibido una charla sobre el empleo inadecuado de internet y el peligro de estas aplicaciones.
El acceso a tablet y ordenador es mucho más numeroso de lo que pensamos. Aplicaciones y juegos como Roblox, Tik Tok, Fortnite, whatsapp o Youtube son de acceso habitual tal y como han reconocido los alumnos. La creación de sus perfiles y el desconocimiento de quién está detrás de otros muchos suponen un gran peligro para nuestros hijos. Hay que recordar que whatsapp habla de tener 16 años en la región europea para poder crear un usuario para su aplicación.
   
Escuchando a los agentes tutores y las experiencias que comparten los alumnos, estas charlas se antojan imprescindibles porque les abren los ojos desde una perspectiva profesional y con gran conocimiento de los peligros que suponen la exposición a internet a estas edades (dependencia, gooming, envío de fotografías comprometedoras, etc). Los alumnos, que han recibido las charlas por grupos, han participado activamente contando sus experiencias algo que ha facilitado la exposición de ejemplos y los peligros que pueden conllevar.
Padres, profesores y Policía tienen un papel fundamental en los distintos ámbitos en los que los alumnos desarrollan su vida. La relación con las RRSS puede ser peligrosa y hoy, mucho tiempo después del inicio de su relación con internet, a muchos alumnos les ha quedado claro que no hay datos más privados que los que nunca se publican. Con estas charlas, que también se extienden a otros cursos y edades, los alumnos CVE quizá sean un poco más conscientes de que dar más datos de los debidos puede ser peligroso, que nunca hay que confiarse en las Redes y que en la gran sala que es internet hay muchos contenidos que son inadecuados para su edad y que pueden marcarles de por vida.
Gracias a nuestra Policía hoy quizá estén algo más seguros de cara a la red.