Matemáticas manipulativas en primer ciclo de Primaria: alumnos motivados y muy participativos

Matemáticas manipulativas en primer ciclo de Primaria: alumnos motivados y muy participativos

Experimentar en las aulas de Matemáticas es una necesidad en el proceso mental de nuestros alumnos para adquirir habilidades y competencias que les permitan dar el paso a la abstracción de los contenidos trabajados en el aula. Esto es especialmente importante desde el inicio de las actividades de la competencia de esta materia desde 1º de Primaria, donde las profesoras ponen especial énfasis en la experimentación mediante dinámicas creativas e imaginativas, en las que el alumno se sienta involucrado. 

Mediante las experiencias manipulativas, por ejemplo, se consigue una mejora del aprendizaje y una máxima motivación y participación. Cuando los niños tienen diferentes materiales en sus manos, consiguen representar conceptos abstractos mejorando la comprensión, utilizan el juego como un recurso de su aprendizaje, se convierten en viajeros de sus experiencias, van adquiriendo confianza en sí mismos y se atreven a cometer errores y seguir explorando posibilidades.

Durante las sesiones, los alumnos, que son los verdaderos artífices y protagonistas de su aprendizaje, manipulan, observan y experimentan con distintos materiales. Se trabaja en parejas o grupos de forma que todos se impliquen y sientan interés. El profesor es un guía que los acompaña respetando el ritmo de cada uno y ofreciendo variedad en el material que se va a utilizar. 

En definitiva, las actividades manipulativas mejoran la comprensión y hacen que los alumnos estén implicados en su aprendizaje, mientras que la verbalización de lo que se está haciendo ayuda a mejorar la abstracción. Además, se trabajan las relaciones sociales, la resolución de conflictos, la autonomía personal y se continúan desarrollando la motricidad fina y la coordinación viso-motriz. Se consigue un aprendizaje divertido y significativo.