Lucas Abad, estudiante de Bachillerato CVE y ¿futuro campeón olímpico de ciclismo en ruta?

Lucas Abad, estudiante de Bachillerato CVE y ¿futuro campeón olímpico de ciclismo en ruta?

Lucas Abad tiene 16 años y este curso ha comenzado Bachillerato con energías renovadas. Cursa la rama de artístico, una motivación extra ya que encuentra más asignaturas a su gusto. Su idea, estudiar comunicación audiovisual y… ganar la medalla de oro de ciclismo en ruta en los Juegos Olímpicos. Nuestro alumno combina sus estudios con su pasión por las dos ruedas.

DOS AÑOS DE CRECIMIENTO

Desde pequeño siempre le ha atraído el mundo del ciclismo en ruta y las grandes vueltas, pero no fue hasta hace dos años cuando habló con sus padres y les dijo que deseaba una bicicleta para dar el salto y probar en una carrera. El mundo de la competición le atrapó y entró en el Club Ciclista Galapagar que no hizo más que refrendar sus ganas de progresar en este durísimo deporte.  Tras el primer año con pretemporada completa en cadete mejoró su rendimiento en varias carreras, hasta tal punto que va a dar el salto a categoría junior en el equipo Salchi. Su crecimiento deportivo no ha pasado desapercibido ya que los responsables de CTYARD, un Centro de Alto Rendimiento ubicado en Palencia, le han becado junto a otras nueve promesas españolas para controlar la planificación de entrenamientos y análisis de esfuerzo a largo plazo. Ser tutelado por este Centro también le va a dar la posibilidad de competir en, al menos, tres carreras de carácter internacional. «Fue en la Vuelta al Besaya, la más importante del calendario español para cadetes, cuando, tras una carrera algo accidentada, llegué meta y me contactó el Director Deportivo del centro y me dijo que se habían fijado en mi, que les gustaba mi forma de competir y que querían apostar por mi carrera. Al principio no me lo creía por el año que llevábamos».

ENTRENAMIENTOS Y ESTUDIO

La temporada de ciclismo va desde febrero a finales de octubre, ahora mismo Lucas está de pretemporada. Hasta diciembre trabaja ejercicios de fuerza y resistencia y poco a poco va metiendo  kilómetros en carretera. Siguiendo las pautas semanales del preparador entrena por su cuenta o con amigos, es en los fines de semana cuando procuran hacer grupeta con el resto del equipo. «Procuramos ir por carreteras secundarias, pero hay situaciones en la que siempre terminas con susto en el cuerpo. Solemos tener precaución pero desgraciadamente no depende de nosotros, el pasado año, sin ir más lejos atropellaron a dos de mis compañeros, aunque afortunadamente sin muchas consecuencias».

Entrenamientos y Colegio van de la mano porque día a día deben convivir. Lucas pensaba que lo iba a llevar peor tras un año escolar complicado, pero la motivación de iniciar Bachillerato, la llegada a un nuevo equipo y la beca de CTYARD le hacen estar más centrado y motivado. El Colegio, consciente del esfuerzo que supone compaginar los estudios y el deporte de alto nivel, facilita el inicio de sus entrenamientos en los complicados meses de otoño-invierno, «en esta época del año se va la luz del día mucho antes, si salgo a las 5 apenas me queda tiempo de entrenar al aire libre, por eso hay dos días a la semana que puedo salir antes de mi hora para aprovechar las horas de luz. Luego, una vez que he entrenado, me organizo para realizar mi tarea escolar»

Las palabras «adolescente» y «sacrificio» no van precisamente de la mano. Hay que tener las ideas muy claras y una afición muy fuerte para sacrificar tiempo de ocio con los amigos y dedicarlo a entrenamientos y más de veinticinco días de competición al año. «Es importante el tiempo de descanso y dormir, cada vez voy metiendo más horas de entrenamiento y casi el 100% de mi semana está entre estudios y bicicleta. Los viajes tampoco ayudan, por ejemplo hay carreras de tres días en el País Vasco, de hecho el Colegio es consciente de que puedo faltar algún día de clase. Por ese motivo quizá tenga que estudiar en alguna de estas carreras. Tengo menos ocio que una persona normal ya que a la semana puedo dedicar a entrenamiento entre diez y doce horas». Una vez que comience la temporada junior su calendario de competición puede acercarse a los treinta días.

ASPIRACIONES

Lucas es seguidor de las grandes vueltas, Tour, Giro y vuelta a España, pero lo que más le llama la atención son las carreras de un día como la Milán-San Remo, el Mundial de ciclismo en ruta y la prueba de los Juegos Olímpicos. Precisamente esta última es su preferida, le gustaría emular a Samuel Sánchez, corredor español que consiguió el oro en Pekín 2008. Le motivan las etapas rompepiernas con final en alto, aunque todavía le cuesta definirse como ciclista. Admira la versatilidad de Mathieu van der Poel, corredor holandés que compite en las modalidades de ruta, montaña y ciclocrós, obteniendo éxitos en las tres especialidades. De nuestro país destaca a Iván García Cortina, rodador de 24 años especializado en clásicas y sprints de grupos reducidos. De momento quiere ir paso a paso, aprovechar esta oportunidad que le brinda la beca y ver su respuesta a las exigencias que están por llegar.

Te deseamos mucha suerte