Los alumnos de 5º Primaria, encargados de revitalizar nuestro huerto ecológico con fresas, cebollas o escaramujo

Los alumnos de 5º Primaria, encargados de revitalizar nuestro huerto ecológico con fresas, cebollas o escaramujo

El Colegio cuenta con un huerto ecológico que sirve como estupendo complemento a la formación de nuestros alumnos. Los alumnos de Primaria lo visitan asiduamente para conocer muchos de los secretos de la plantación de frutas y verduras, su riego y algunos trucos sobre la propia tierra de cultivo.
A finales del pasado curso, los alumnos de 5º de Primaria realizaron una gran exposición PEP basada en la Unidad de Indagación ¿Cómo compartimos el planeta?, donde desarrollaron sus investigaciones en torno a la idea central «El cuidado del planeta y protección del medio ambiente nos beneficia a todos» con un enfoque especial en el huerto ecológico. Investigaron sobre una gran variedad de temas relacionados con el huerto y el cultivo ecológico como los insectos amigos y enemigos del huerto, las plantas aromáticas y sus beneficios, diferentes tipos de compost, cómo evitar plagas de caracoles, el cultivo hidropónico y mucho más.
Desde el inicio de este curso, los alumnos de ciencias de 5º de Arantza Gómez de Segura son los encargados de revitalizar nuestro huerto.  Ya saben que «ecológico» significa que todo lo que crece lo hace de forma natural, solo se necesita sol, agua y abono hecho de compost. Las estaciones marcan mucho el inicio de plantación de las diferentes frutas o verduras, así como el de los trasplantes. Las primeras semanas han estado preparando el terreno previo paso al semillado; Arantza ha propuesto la plantación de rábanos, fresas, cebollas, lechugas, majuelo y escaramujo. En las próximas semanas irán viendo su desarrollo.
Los alumnos aprenden que la tierra no hay que removerla, solo moverla, ya que la tierra buena es la que está en la capa superficial, en los primeros 20 centímetros. Si mezclamos, perderemos los nutrientes esenciales para la futura planta. Además, crecerá mejor en la tierra blanda porque entrará mejor el oxígeno.