La importancia de las funciones ejecutivas en 2º ciclo de Educación Infantil (vídeo)

La importancia de las funciones ejecutivas en 2º ciclo de Educación Infantil (vídeo)

En nuestro Colegio llevamos varios años trabajando con un plan específico en el entrenamiento de las funciones ejecutivas, un elemento muy enriquecedor y clave para dotar a los alumnos de las mejores herramientas para aprender a desenvolverse adecuadamente en el futuro. Cuando hablamos de las funciones ejecutivas, nos referimos al conjunto de procesos cognitivos complejos que nos permiten planificar, guiar y controlar nuestro comportamiento a partir de la coordinación de nuestras acciones, pensamientos y emociones, de esta manera conseguimos dar respuesta a tareas complejas y resolver conflictos que puedan surgir en nuestro día a día. Las funciones ejecutivas principales que se abordan en el programa son: control inhibitorio, memoria operativa, planificación y flexibilidad cognitiva.

Todas son importantes y trabajadas a lo largo de la semana en su conjunto provocan una mejora considerable en muchos aspectos. Destacamos las de apertura, actividades dirigidas a la orientación temporal y espacial y la organización de la jornada escolar. Se realizan habitualmente durante las asambleas y generan mucha seguridad entre los niños. Las de transición son especialmente eficaces para captar la atención de los alumnos y desarrollar el control inhibitorio. Este tipo de actividades se suelen realizar de cuando llegan de una dinámica (recreo o educación física) y el educador quiere pasar a otra en la que se requiere un mayor nivel de concentración. Algunos ejemplos son la campana, los botes de olores o el gong, donde los alumnos escuchan un sonido y, muy concentrados, solo pueden levantar la mano cuando dejen de escucharlo.

El programa está integrado en el currículo atendiendo a todas las áreas de la educación. Es un entrenamiento de las funciones ejecutivas por práctica repetida todos los días mediante pequeños impactos a lo largo de la jornada a partir de tareas que generan interés y motivación. Muchas de las actividades están diseñadas para que los propios niños las corrijan, practiquen y compartan en un contexto cooperativo.