Iván Baena, profesor de Ciencias Sociales CVE, nuevo miembro de la Cofradía Internacional de Investigadores

Iván Baena, profesor de Ciencias Sociales CVE, nuevo miembro de la Cofradía Internacional de Investigadores

Por muchos motivos nuestro Colegio se siente muy orgulloso de su claustro de profesores, uno de ellos es el afán que muchos de ellos tienen por seguir formándose y aprendiendo gracias a sus inquietudes personales y profesionales.

Compartimos con toda la comunidad CVE uno de estos ejemplos. Iván Baena tiene 26 años, es profesor de Ciencias Sociales en 6º de Primaria y 1º de ESO en el Colegio y acaba de ingresar como uno de los miembros más jóvenes en la Cofradía Internacional de Investigadores de Toledo. Esta asociación de origen católico se creó en 1.984 con la finalidad de unir y congregar a los Investigadores de todos los campos del saber. Iván ingresó el pasado mes de septiembre en calidad de historiador y no puede ocultar su satisfacción por este nuevo logro.

«Es un orgullo que se haya reconocido el trabajo que he hecho en los últimos años en cuanto a investigación, publicaciones y logros académicos. Todo esto supone una responsabilidad a la hora de participar de forma activa en la preparación de nuevas investigaciones y asistencia a los actos de los distintos congresos a nivel nacional e internacional»

La Cofradía, bajo la jurisdicción del Arzobispado Primado de España y la Alcaldesa de Toledo, tiene su sede en la iglesia de San Juan de los Reyes de Toledo. Está abierta a todos los campos del saber: medicina, historia, filología, derecho, filosofía, y apuesta entre sus miembros por graduados o doctores que tengan inquietud por seguir investigando y aprendiendo, que hayan publicado al menos un libro y se comprometan a participar de la vida de la Cofradía. Todos ellos necesitan el aval de dos cofrades con años de antigüedad y que ejercen de padrinos.

Para Iván, con Grado en Historia y dos másteres, «la Cofradía es ese impulso que necesita uno para seguir investigando y publicando, por ejemplo en su revista anual ‘Beresit’ que recoge también las conferencias que se celebran durante el año. A veces se escoge un tema, como ha pasado este año en el encuentro de El Escorial con el V Centenario de la I Vuelta al Mundo, que se trata desde todos los ángulos posibles: numismática, medicina, sociología, historia, literatura… eso ayuda a uno a investigar en una determinada dirección».

Nuestro profesor comenzó pronto a investigar, en concreto sobre la historia y el contexto de la revolución artística europea en la década de 1920: surrealismo, dadaísmo y las vanguardias, trabajo que presentó como fin de carrera. Para un futuro no muy lejano le gustaría retomar la vía histórica de la Europa del periodo de entreguerras.

Iván, con un libro – El Idioma de los Espejos (Chiado Books, 2018) – y una decena de artículos, asistía asiduamente a las conferencias de la Cofradía como espectador, pero contactó con varios miembros y tras presentar su currículum académico y profesional le invitaron a postular su candidatura, que este mes de septiembre fue aprobada por la junta directiva.

Pertenecer a este grupo de hombres y mujeres con tantas inquietudes «es la mejor manera de aprender e investigar. Antes de enseñar, y para hacer mejor tu trabajo, hay que seguir formándose. No pensar que por tener estabilidad laboral y una determinada edad hay que estancarse, eso sería un gran error para cualquier persona, especialmente para un profesor. Hay que seguir aprendiendo»

Felicitamos a Iván por este logro y por sus incansables ganas de aprender. Un lujo tenerlo entre nuestros profesores.