Hora de comer en Educación Infantil: calidad, variedad, dietas, intolerancias, autonomía y aprendizaje

Hora de comer en Educación Infantil: calidad, variedad, dietas, intolerancias, autonomía y aprendizaje

Con el fin de proporcionar a nuestros alumnos una alimentación de calidad, el Colegio dispone de cocina propia y presta servicio de comedor para todos aquellos que lo soliciten, desde los cuatro meses hasta 2º de Bachillerato.

Todos los menús han sido estudiados y aprobados por el servicio médico del Colegio y la Asociación de Padres, y ofrecen una alimentación sana y equilibrada.
En el centro se cocinan y supervisan dietas específicas para todos los niños que lo precisen; bien sea por motivos alérgicos (celiaquía, intolerancia a la lactosa, dietas vegetarianas…), médicos, etc. tanto de manera habitual -durante todo el curso- como en situaciones médicas que precisen menús esporádicos de régimen o de “dieta blanda”.
Las meriendas de muchos de los cursos, especialmente los del edificio principal, también se preparan en el office del comedor. A diario son más de 1300 menús y meriendas las que salen de aquí, obviamente teniendo en cuenta, como hemos comentado, las distintas necesidades por alergias e intolerancias.

La comida del primer ciclo de Infantil (0-2 años) llega desde la cocina a la Casita CVE en mesas calientes minutos antes de ser servida y antes pasa por el office para ser distribuida por las clases. En el caso de los alumnos de Educación Infantil de segundo ciclo (3, 4 y 5 años) cuentan con un amplio y luminoso comedor cuya comida llega desde la cocina minutos antes de servirse. Un office anexo al comedor también sirve para facilitar toda la logística del personal que les atiende.

La hora de la comida se considera también como un momento de enseñanza. Cada día supone un aprendizaje, tener paciencia, comportarse en la mesa y desarrollar cierta destreza con la cuchara y el tenedor . A esta edad ya tiene que haber cierta autonomía con los utensilios, pero es una carrera de fondo. Las profesoras y el personal de cocina trabajan en ello todos los días para que adquieran buenos hábitos. A partir de tres años los alumnos también ayudan a poner la mesa y recoger sus cubiertos, platos y baberos al terminar.