El arte del error: una oportunidad de aprender y descubrir infinitas posibilidades

El arte del error: una oportunidad de aprender y descubrir infinitas posibilidades

El que tiene boca se equivoca y el que pinta también. Da igual los años que se lleven pintando, que las ideas que uno tiene en la cabeza no siempre salen como se espera, pero eso no es malo. De esa forma, se descubren otras posibilidades.  

Ayer, 13 de octubre, fue el Día Internacional del Fracaso, aunque preferimos renombrarlo el día del error o de la equivocación. Desde la asignatura de Pintura, las profesoras Leyre Frías y Elisa Basagoiti lo han tenido presente porque en su taller, los errores o las equivocaciones son constantes, pero nunca deben ser consideradas como algo malo, nos sirven para mejorar.

Los niños y niñas de 5 años han tenido que descubrir lo que les pintaba su compañero en la espalda y reproducirlo en el papel y…  ¡claro!, han representado cosas muy extrañas. No parecían tener sentido. Sin embargo, han utilizado su creatividad como punto de partida para hacer su propio dibujo. Al terminarlo, se han sorprendido mucho contándose entre ellos lo que habían pintado al principio y las diferentes ideas que han surgido después.

Por su parte, los alumnos y alumnas de 1º Primaria se han encontrado al llegar al taller un montón de hojas garabateadas y manchadas donde tenían que estar sus papeles en blanco para pintar. Se han dado cuenta de que las manchas y las líneas les recordaban a determinadas cosas y poco a poco han establecido asociaciones para crear una obra de arte a partir de un dibujo aparentemente erróneo e impersonal.

Por último, en 2º Primaria, les han propuesto pintar arrastrando al mismo tiempo una piedra… ¡qué difícil pintar lo que querían! Se giraba sola, les salían líneas en todas las direcciones y algunas piedras parecían tener su propia idea de hacia dónde debían ir. Después de observar estas líneas peculiares, han ido transformando poco a poco y han conseguido grandes creaciones superando las dificultades.

Juntos han descubierto que los errores pueden ser arte.

“Si no estás cometiendo ningún error, no estás innovando. 

Si estás cometiendo los mismos errores, no estás aprendiendo.” 

Rick Warren