PROGRAMA DE LA ESCUELA PRIMARIA (PEP) EN EL CVE

El Colegio está inmerso en un proceso constante de mejora basado en la innovación educativa. Gran parte de este proceso se basa en continuar trabajando y apostando por un enfoque de internacionalización. Por este motivo, nos encontramos inmersos en la formación e implementación del Programa de la Escuela Primaria (PEP) del Bachillerato Internacional (IB).

Tras nuestra experiencia en la implementación del Programa Diploma del BI en Bachillerato, nos reiteramos en la creencia de que los mejores resultados se obtienen mediante un aprendizaje auténtico, que guarde relación con el mundo que rodea a los alumnos, y transdisciplinario, no restringido por los límites de las áreas tradicionales sino apoyado en ellas y enriquecido por su integración.

 

¿QUÉ ES EL PEP?

El PEP es un programa destinado a niños de 3 a 12 años, en el cual los alumnos participan y aprenden según su desarrollo, acorde a los tiempos y exigencias que van a tener que vivir en su futuro personal y profesional. El modelo curricular del PEP se sustenta sobre el modo en que los niños aprenden y en un marco transdisciplinario, basado en la indagación, estimulando a los niños a pensar por sí mismos y a asumir la responsabilidad de su propio aprendizaje a medida que exploran cuestiones y oportunidades locales y globales en contextos de la vida real.

El marco curricular del PEP, que se imparte en más de 109 países de todo el mundo, se adapta excepcionalmente bien a los requisitos nacionales. Guiados por seis temas transdisciplinarios de importancia global, los alumnos profundizan su aprendizaje mediante el desarrollo de su comprensión conceptual, lo que les permite reforzar sus conocimientos y habilidades en todas las áreas disciplinarias y más allá de ellas.

El PEP constituye una experiencia trasformadora para los alumnos, los docentes y las comunidades escolares en su conjunto. Los alumnos del PEP aprenden a hacerse cargo de su propio aprendizaje, mientras que los docentes colaboran para profundizar ese aprendizaje e incrementar la automotivación de los alumnos y la confianza en sí mismos.

Cabe destacar que nuestra tradición encaja perfectamente con este modelo de Bachillerato Internacional y sus programas, viéndose potenciada ya que se considera que los miembros de toda la comunidad escolar, incluidos los padres, colaboran en el aprendizaje y contribuyen activamente a una experiencia educativa integral.