Casita CVE: cuidado, seguridad y desarrollo personal de 0 a 3 años

Casita CVE: cuidado, seguridad y desarrollo personal de 0 a 3 años

La Educación Infantil se ha convertido en un ciclo educativo más, dejando atrás el carácter puramente asistencial que inicialmente se le atribuía. Los niños deben ser convenientemente estimulados desde los primeros años de edad para favorecer su desarrollo.

En la Educación Infantil de 0-3 años está, en primer lugar, el cuidado y la atención personal, pero ahí no puede quedar todo; se trata de que haya un plan claro de actividades, cada día hay que dar un paso en su proceso madurativo. En nuestro Colegio, en el espacio que llamamos la Casita CVE pretendemos crear un ambiente completamente diferente al escolar, aquí reina la paz, fuera del bullicio que causa el movimiento de todo un gran colegio. En esta etapa se programan actividades formativas, sea estimulación, hábitos, psicomotricidad, juegos, canciones, afectividad y autonomía. A todo ello le acompaña un clima tranquilo en el aula, la tutora aporta cariño y seguridad, conduce a la maduración del niño desde la cercanía.

Es aquí y ahora cuando se están forjando las bases de la personalidad. Por ello se deduce que lo que se trabaje sobre actitudes, intereses, sociabilidad, seguridad personal, curiosidad, es trascendental para forjar actitudes básicas del niño ante la vida.

Desde la creación del CVE contemplamos principios básicos que ahora, sesenta años después, parecen un referente pero que son parte de nuestro ADN: el niño es protagonista de y artífice de su propio aprendizaje, aprende moviéndose e interactuando con los elementos del entorno, por aprendizaje directo, imitando otros modelos, por la mediación, orientación y guía de los adultos. Estamos seguros de que sus aprendizajes son significativos a partir de sus preguntas, intereses, motivaciones y respuestas. Son edades muy importantes para generar curiosidad, para manipular objetos, desarrollar hábitos básicos y habilidades motrices, para iniciar procesos de reflexión y generar un equilibrio emocional.

Los objetivos fundamentales de este primer ciclo (0-3 años) pasan por el cuidado, la seguridad y una especial atención al desarrollo total, incluyendo explicitamente la relación con las familias. Una relación donde existan hábitos, valores y actitudes de relación positiva con el adulto y sus iguales. Entendemos que ningún niño es igual y que todos merecen el mejor profesor y la mejor actividad. Respetamos los diferentes ritmos y procesos de aprendizaje, estableciendo la variedad en el aula con actividades que desarrollen las diferentes inteligencias.

La instalación cuenta con cuatro aulas completamente equipadas y dirigidas por profesorado y auxiliares que les atienden y que ha sido especialmente seleccionado para procurarles protección y cariño.

 

 

 

 

 



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies