La flexibilidad es uno de nuestros objetivos. Para adaptarnos en la medida de lo posible a la variedad de demandas de las familias, ofrecemos un itinerario de inmersión en idioma inglés en toda la segunda etapa de Infantil. 

Dos profesoras nativas en el aula desarrollan un programa de 20 horas en inglés. Se trata de aprovechar la plasticidad auditiva y fonética de los primeros años. En las restantes 10 horas de la semana, se mantiene el programa básico en castellano. Consideramos que para incorporarse a este programa los niños tienen que estar en condiciones de enfrentarse a una situación que, al menos inicialmente, les resulte difícil de asimilar.